Así arrancan las 52 páginas que conforman la Ley 1/20 de 8 de octubre por la que se modifica la Ley 9/2001, de 17 de julio, del Suelo de la Comunidad de Madrid:

Los medios de intervención urbanística municipal pasan a ser la licencia o declaración responsable, de acuerdo con el artículo 151 de la ley 1/20 en relación con los artículos 152 y 155. No se regula la comunicación previa que desaparece como medio de control urbanístico municipal.”

Así que un minuto de silencio por este tipo de trámite de licencia urbanística que tantos buenos momentos nos ha brindado…

.

Ahora, toca mirar hacia adelante, saludando y unificando criterios en la ya existente (pero mejorada) declaración responsable. Pues todo bien, pensé, ya que de esta manera se unifica y queda claro cada caso, volviendo a la antigua comprensión de permiso de obra: Mayor / Menor. Pero veamos con detenimiento:

En el pasado pleno del 1 de Octubre la Asamblea de Madrid aprobó, la reforma de la Ley del Suelo elaborada por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, que sustituirá buena parte de las licencias urbanísticas por declaraciones responsables, con el fin de liberalizar el sector inmobiliario y reactivar el tejido productivo dañado por la Covid-19″. O eso es el planteamiento.

Así pues, como redacta la nueva Ley bastará una declaración responsable (una de las diferentes que ofrece: urbanística / de inicio de obras / de primera ocupación y funcionamiento) para realizar obras de edificación como:

  • Actos de agrupación de terrenos, los cerramientos de parcelas, las demoliciones de inmuebles sin protección ambiental o histórico-artística, la colocación de vallas, rótulos y otros elementos de publicidad exterior, los cambios de uso que no modifiquen el “uso característico” del edificio, la instalación de casetas prefabricadas o los trabajos previos como catas y prospecciones.
  • Las obras de edificación de nueva planta de escasa entidad constructiva y sencillez técnica, la primera ocupación de las edificaciones de nueva planta o los cerramientos de parcelas y solares, por citar ejemplos concretos.
  • Igualmente se excluirán de la necesidad de contar con licencia previa, ni de presentar declaración responsable a todas aquellas obras y actuaciones urbanísticas de menor entidad, como el cambio de instalación eléctrica, de gas o aire acondicionado, la sustitución de alicatados de baños y cocina y el cambio de puertas y ventanas, entre otros.

“… decir abiertamente, que no hace falta documentación o comunicación alguna, para lo que se interprete como conjunto de actuaciones de menor entidad que engloban una obra y quedarte tan pichi. Porque aquí sabemos que das la mano y te cojen el brazo. Y si dejas al personal la libre interpretación, ya ni te cuento, que te somos muy imaginativos.”

Uuhhh… Debo confesar que cuanto terminé de leer esto me entró un escalofrió en el cuerpo. Creo que nos hemos pasado de frenada… no?! Una cosa es aligerar trámites, agilizar plazos de concesión de licencias (algunos actualmente entre 12 y 18 meses), ayudar en la reactivación del sector, promover la comunicación con las entidades municipales… pero otra, es decir abiertamente, que no hace falta documentación o comunicación alguna, para lo que se interprete como conjunto de actuaciones de menor entidad que engloban una obra y quedarte tan pichi. Porque aquí sabemos que das la mano y te cojen el brazo. Y si dejas al personal la libre interpretación, ya ni te cuento, que te somos muy imaginativos.

La consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, defendió en dicho pleno que “la reforma no busca fomentar la especulación ni favorecer intereses privados, sino evitar que el sector siga enredado en trámites burocráticos que le restan flexibilidad”. En fin…

Si continuas leyendo la Ley, se informa que los ayuntamientos serán la figura encargada del control a posteriori de la ejecución de la obra y deberán regular por ordenanza en el plazo de un año el contenido + el modelo de estas declaraciones responsables, que habilitan la realización de la actividad urbanística desde el día de su registro.

Es decir, o bien no informas de nada o si informas te pones al lio en el mismo día que luego, ya si tal, vendrá alguien del ayuntamiento a controlar lo que se ha ejecutado. Y llegado el caso… seguramente vendrán sorpresas por ambos lados.

Si a esto le sumas que, actualmente y hasta que se regule mediante Ordenanza, la documentación a entregar para la declaración responsable urbanística será:

  • Solicitud oficial, impreso de declaración responsable cumplimentado.
  • Identificación de la actuación, características y ubicación.
  • Manifestación expresa y bajo su responsabilidad de cumplimiento de normativa aplicable. Estar en posesión de la documentación que lo acredite.
  • Compromiso expreso de mantenimiento cumplimiento.
  • Copia de autorizaciones de Administraciones.
  • Documentación técnica suscrita por técnico competente y visada por el colegio profesional competente, cuando así venga exigido.
  • Proyecto técnico cuando proceda, cuyo contenido mínimo queda definido en el Anexo IV o, en su caso, memoria o documento técnico.
  • Autoliquidación de ICIO, impuestos y tasas (aprovechamiento dominio público)
  • Estudio básico de seguridad y salud.
  • + otra documentación Anexo B

Pues tristemente creo que, bajo el amparo de la ambigüedad legal, el personal va a comunicar más bien poco al ayuntamiento de Madrid de sus actuaciones urbanísticas menores. Además de los diferentes puntos que chocan entre las diferentes legislaciones, trayendo a equivoco:

  • Acaso una sucesión de trabajos de obras y actuaciones urbanísticas de menor entidad no requiere de un control de prevención? coordinador de seguridad y salud? utilización de Epis?…
  • Si realizas una apertura de centro de trabajo para estos trabajos como justificas los datos que se solicitan (plan de seguridad, evaluación de riesgos, proyectistas, coordinador…) O no lo abres?
  • La documentación técnica realizada por un técnico competente con su visado colegial profesional deja de ser obligatoria en una consecuencia de trabajos de una obra?
  • No existirá libro de subcontratación ni control de personal en obra?
  • Un promotor deja toda la responsabilidad en una empresa constructora o autónomo que funcione como única contrata, proyectista, coordinador SS, administrativo de obra… todo sin tener la obligación de dar ningún tipo de información?